NO A LAS CENTRALES HIDROELÉCTRICAS EN TERRITORIO MAPUCHE

NO A LAS CENTRALES HIDROELÉCTRICAS EN TERRITORIO MAPUCHE

martes, 18 de noviembre de 2008

A LA EMPRESA TRAYENKO-SN POWER, DE LA COMUNIDAD CARLOS ANTIMILLA DE COÑARIPE

DECLARACION PUBLICA


La organización territorial y ancestral Carlos Antimilla de Coñaripe a la empresa Trayenko/SN Power ,que trata una vez más de crear conflicto interviniendo y creando división en las comunidades mapuches de la zona de Coñaripe, en la Comuna de Panguipulli, viene en manifestar lo siguiente:

1. Rechazamos categóricamente la supuesta organización Kechu Mapu que formó la empresa hidroeléctrcia Trayenko S.A., en conjunto con una empresa consultora que opera en nuestra zona y personas particulares con mezquinos intereses personales. Lamentablemente nuestro vicepresidente Sr. Elías Caniucura, se ha tomado atribuciones sin el consentimiento de la comunidad, dejando las opiniones de la mayoría, de lado, es por eso que todo documento o declaración que esta persona firme o apoye, no representa en lo absoluto a nuestra comunidad con su opinión, ya que solo ha actuado pensando en el lucro personal, inducido por una consultora que hace muy poco tiempo llegó a la zona, cuyos propietarios, aparentemente están actuando de igual manera.

2. La empresa Trayenko/SN Power, sabe muy bien lo que está haciendo en nuestra zona, esto es, comprar voluntades a sabiendas que tienen el rechazo más absoluto de todas las comunidades de Coñaripe y Liquiñe y Trafún. Desde cuando el suscrito, Werkén de la Comunidad de Carlos Antimilla, viajó a la ciudad de Oslo, Noruega en diciembre de 2007. Allí fue a exponer explícitamente entre otros, ante el parlamento noruego, Ministerio de Relaciones Exteriores, Statkraft Norfund Power Invest y otras instituciones públicas de dicho país de la oposición y resistencia de todas las comunidades mapuches de la zona, a la construcción de centrales hidroeléctricas por el daño que provocarían estas al entorno, medio ambiente, a las costumbres y modos de vida del pueblo mapuche asentado en la zona desde tiempos inmemoriales. Allí, el entonces representante en Chile de la empresa SN Power, Sr. Nils Huseby, se comprometió de venir al encuentro de Carririñe efectuado en dicha zona aledaña a Liquiñe el 31 de enero de 2008, manifestando que si había oposición de las comunidades mapuches, ellos retirarían sus planes de construir los proyectos hidroeléctricos en nuestra zona. Así ocurrió, ya que werkenes, lonkos y dirigentes del mundo mapuche de toda la zona, además de dirigentes, empresarios turísticos y autoridades comunales, les manifestamos con un rotundo NO a la construcción de dichas centrales. SN Power desconoció totalmente el compromiso de Oslo.

3. Hoy día la empresa está realizando un doble juego, carente de toda ética, no como actúan con el pueblo Samer en su país, a quienes respetan de acuerdo al Convenio 169, el que se ratificó en nuestro país el 15 de septiembre de 2008, independientemente de que no entre en vigencia todavía, nosotros apelaremos a este instrumento internacional. Precisamente uno de sus artículos, el N° 6.1 “al aplicar las disposiciones del presente convenio, los gobiernos deberán consultar a los pueblos interesados mediante procedimientos apropiados y en particular a través de sus instituciones representativas, como las organizaciones ancestrales territoriales”, (la consulta previa).

4. Los mapuche de nuestra zona, no queremos vivir la experiencia del Alto Bio Bio con la central Ralco, o como el río Sinú o el río Verde de Colombia, donde el pueblo Enserá Katío de Alto Sinú, todavía sufren los dramáticos cambios a su territorio y a su medio ambiente. Cada procedimiento, cada accionar de la empresa Trayenko/SN Power para conseguir sus objetivos, avalan aún mas nuestro rechazo a sus proyectos, ya que han demostrado una vez más, ser igual a todas las empresas hidroeléctricas que a lo largo de nuestro territorio, solo piensan en despojarnos de nuestros recursos naturales a cualquier precio, so pretexto de carencias energéticas del país, cuando en realidad, lo único que piensan es en los beneficios corporativos.

5. Sabemos que el aceptar sus proyectos, significará daños irreversibles al ecosistema que nos rodea, donde se verán especialmente afectados nuestros ríos como el Llancahue y el Quilalelfu y el lago Pellaifa, nos afectarán nuestras fuentes termales, desviarán ríos a otras cuencas, afectarán la actividad turística que pretenden asimilarla a lo ellos tienen en su país, o sea, cambiar lo natural por lo artificial, en vez de lagos, tener embalses, en vez de ríos prístinos y correntosos, cauces regulados y sin vida. Ellos se vieron obligados a construir naturaleza artificial, después de depredarla por cientos y cientos de años, nosotros no queremos ser como ellos, porque indudablemente lo nuestro, lo natural es lo que busca el turismo mundial hoy en día, así lo reconoció el mundo al declarar esta zona como Reserva de la Biosfera, por eso somos parte de la Zoit de Panguipulli y corazón del Bosque Valdiviano (único en el mundo).

6. Hacemos un llamado a todas las comunidades y organizaciones de nuestra zona, de la Comuna de Panguipulli y de la Región de Los Ríos, para exigir nuevos procedimientos en los planes de desarrollo local, exigir que los Códigos de Agua y de Minería sean revisados siguiendo el derecho internacional sobre los pueblos indígenas a las autoridades del Estado. Que se respete la normativa medioambiental, que la Conama deje de estar hecha a la medida de las grandes empresas hidroeléctricas y del Estado como quedó en evidencia con la aprobación del EIA de la central sobre el río San Pedro.

7. Por último, estamos ciertos que en democracia pueden y deben existir manifestaciones y opiniones diferentes unas de otras, como es el caso de la creación de la Mesa Kechu Mapu de Coñaripe que se creo con el único fin de apoyar la construcción de centrales hidroeléctricas en nuestra zona (omitimos la palabra territorial porque no corresponde ni es ético usarla en esta clase de organizaciones surgidas de la oscuridad del anonimato, como ocultando las conciencias de sus integrantes y que no representan a nadie más que a los intereses de la empresa Trayenko S.A.). Lo que no aceptamos, es que se use el nombre de connotadas instituciones ancestrales y territoriales del mundo mapuche como lo es la Comunidad Carlos Antimilla, ya que muy por el contrario, nos hemos opuesto siempre a estos proyectos y sólo pretenden – al igual que como lo intentaron hacer con la creación de la mesa intercultural de Reyehueico-Liquiñe – crear confusión ante la opinión pública y en particular de los vecinos de nuestra zona. Nosotros no hemos claudicado y cada día somos más en la defensa de nuestro territorio y de nuestro medio ambiente.

Firman esta declaración pública,


Pedro Antimilla Antimilla, Presidente COMUNIDAD CARLOS ANTIMILLA

Gilberto Huenullanca Millafilo, Vocero COMISION NEWEN MAPU

Juan Huenullanca Antiqueo, Presidente COMUNIDAD DE LINOICO

Arturo Chocori, Presidente COMUNIDAD DE CULAN

Alfonso Ñanculipe, Werkén COMUNIDAD RAYEN MAPU SECTOR COÑARIPE ALTO – CHEPICA

COÑARIPE, 17 de Noviembre de 2008